MEJOR NATURAL

Health Coaching

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

De las Montañas al Desierto

August 27, 2016

Los cambios son importantes en la vida, son oportunidades para renovarse, para hacer las cosas de manera distinta, claro que algunos cambios dan miedo, pero como dicen, da más miedo el arrepentimiento de no haberlos hecho.  Este año, decidimos hacer un cambio muy importante en nuestras vidas y regresar a nuestra ciudad natal, Hermosillo, (la capital del estado de Sonora, en el noroeste de México). Dejamos Hermosillo hace casi 18 años, vivimos por casi 4 años entre Cancún y Playa del Carmen en donde disfrutamos de las bellezas de la naturaleza, las blancas playas, el azul mar,  el agua más fresca y dulce de los cenotes, la hermosa selva e hicimos grandes amigos. En el 2002 llegamos a Monterrey, la ciudad industrial, la tercera más grande de México, y que cuenta con todo; decidimos echar raíces y  formar nuestra familia. Monterrey es una gran ciudad, que ofrece un sin limite de oportunidades, realmente cuenta con todo. En Monterrey dejamos a parte de nuestra familia y a grandes amigos!!

 

El cambio es complicado, pero necesario.

 

El movernos de ciudad implica mover todas tus cosas y ahí es cuando te das cuenta cómo es que durante la vida vamos acumulando posesiones que realmente no son necesarias, papeles, ropa, muebles, etc. Así que este cambio también sirve para hacer un "DETOX" del hogar, y quedarte con lo que realmente es necesario.  Como dice mi mamá, si no lo has usado en un año, ya no lo necesitas. Lo más complicado, fue empacar mi cocina, la cual es 99.9% vidrio y acero inoxidable, jajaja y gracias a mis "habilidades para empacar", no se me rompió ni un frasco, plato o vaso. :D


Llegamos a Hermosillo en el momento más caluroso del año. Realmente no recuerdo haber sufrido el calor de la "ciudad del sol", en mi adolescencia me la pasaba caminando por las calles de la ciudad vestida mayormente de negro. Hasta el momento no se me ha hecho pesado, pero si tenemos que cambiar algunos hábitos en torno a las condiciones del clima.  El preparar germinados y fermentados ahora será un reto, porque mi cocina ahora tiene casi 10 grados más de temperatura. Creo que por lo menos en el verano no hornearé  ni prepararé tantos caldos, porque uno suda la gota gorda en la cocina. jajajaja Ayudé a una amiga a preparar un pan con masa madre y no quedó muy rico, así que tendremos que volver a practicar y ajustar los tiempos de acuerdo a las altas temperaturas del desierto. Igual la conservación de las frutas y verduras es de mayor atención, ayer mi niña le decía a su primo que los pepinos no se guardan en el refrigerador, jajaja.

 

Salir de la zona de confort te ayuda a replantearte cosas y verlas de manera diferente. Ahora nos toca aprovechar las grandes oportunidades que este cambio nos ofrece. Desde la alimentación, la convivencia, la forma de divertirnos en familia, todo será en alguna forma diferente, solo es cuestión de adaptarnos y hacer los ajustes que se requieran.  Por ejemplo, mi niña estaba acostumbrada a salir todos los días al parque; en Monterrey, a las 7:00 pm corría una brisa fresca y todavía nos quedaban cerca de 2 horas de luz. Aquí en Hermosillo a esa hora ya está casi obscuro y hay que estar muy pendiente de las viudas negras, a las que les tengo pavor, jajaja . Hasta el momento, Jazz no ha extrañado el parque,  porque en las vacaciones convivió mucho con sus primos,  pero esta semana que comenzó la escuela creo que ya comenzará a pedir parque. Así que buscaremos opciones ¿qué sugieren?  

 

De inicio mi papá me recibió con helado de pitaya, mmmh delicioso!!!!  y en un viaje que hizo a Cd. Obregón llegó con una bolsa grande de pitayas, uno de los manjares más ricos que puedas disfrutar.  Alimentos locales y de temporada, lo mejor que nuestras tierras nos puedan dar.  Ya tuvimos la oportunidad de ir a la Playa, porque esa es una gran "prestación" en Hermosillo, la hermosa Bahía de Kino, situada en el Mar de Cortés,  está solo a una hora de distancia en Auto. Planeamos hacer visitas frecuentes para recargarnos de esa energía que el mar y la playa te dan.  Ahora ofreceré más alimentos del mar a mi niña y esposo en lugar de pollo y carne.

 

Algo con lo que me encontré este año aquí en Hermosillo, y que me tiene muy emocionada y contenta,  es que hay muchas tiendas y restaurantes que ofrecen alimentos saludables y preparados adecuadamente. Hace un par de años solo había una tienda que se llamaba "verde que te quiero" y para mi era muy complicado encontrar algunos alimentos. Me motiva mucho que se esté dando este cambio en mi ciudad y no puedo esperar a conocerlas todas y conocer a las personas que buscan ofrecer alimentos reales y naturales a sus comunidades. Gracias a  Lorenia de Arbol de Vida, ya ofrecí mi primer taller aquí en Hermosillo y tuve muy buena respuesta, lo cual me tiene muy contenta y motivada a seguir compartiendo. 

 

Le agradezco a Dios por permitirnos hacer este cambio en nuestras vidas y a nuestras familias por el apoyo incondicional y por el recibimiento. Seguro vienen algunos cambios en esta página, para también adaptarla a lo que vivimos en esta nueva etapa.

 

Gracias por leerme, me encantaría compartieras conmigo tu experiencia sobre cambios importantes en tu vida.  Puedes hacerlo aquí en este blog o en mi página en FB.

 

 

Les comparto esta fotografía de Ana Encinas, quien me permitió usarla para esta publicación.  Es un atardecer en el desierto Sonorense , en la hermosa Bahía de Kino. Muy bonita foto, verdad?

 

 

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

October 5, 2019

Please reload

Sígueme
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon